VENTA DE VEHÍCULOS NUEVOS INICIA EL 2024 CON DESEMPEÑO MIXTO
VENTA DE VEHÍCULOS NUEVOS INICIA EL 2024 CON DESEMPEÑO MIXTO

“Resultados dispares fue la característica que marcó las ventas de vehículos nuevos durante el primer mes del presente año. Así, mientras la comercialización de vehículos livianos y menores anotó caídas, la venta de vehículos pesados reportó un aumento”, señaló Alberto Morisaki, Gerente de Estudios Económicos de la Asociación Automotriz del Perú (AAP).

Añadió que, de acuerdo con las cifras oficiales de Sunarp, se vendieron 14,154 vehículos livianos en enero último, cifra menor en -9.6% en comparación con similar mes del 2023. Al desagregar la información se observó que las SUV, con 6,747 unidades, fueron las de mayor comercialización en el mes de análisis; sin embargo, ese resultado estuvo por debajo en -4.3% respecto a enero del año pasado. En tanto, la venta de automóviles sumó 2,747 unidades (-19.4%), la de pick up y furgonetas se situó en 2,736 unidades (-13.7%), mientras que la de camionetas retrocedió a 1,924 unidades (-5.3%). “La variación anual registrada en el primer mes del año era previsible, debido a la alta base de comparación correspondiente a enero del año pasado”, refirió Morisaki tras recordar que el año pasado, el número de vehículos inmatriculados se incrementó de manera significativa por el embalse de unidades que fueron vendidas antes y que recién pudieron ser entregadas en dicho mes. No obstante, dijo que el nivel de ventas alcanzado en enero de este año ha sido el más alto de los últimos cinco meses.

De otro lado, respecto a los vehículos pesados, la venta de camiones y tractocamiones sumó 1,304 unidades en enero de 2024, manteniendo el mismo nivel que se observó en similar mes del año anterior, aunque superó el registró de diciembre del 2023. Cabe precisar, agregó el especialista, que el volumen de ventas durante el primer mes del presente año se ha mantenido muy cerca del promedio registrado el segundo semestre del 2023 (1,317 unidades), y por encima de lo observado en la primera parte de dicho año (1,199 unidades). “Este comportamiento se dio en respuesta al desempeño positivo del sector minero, actividad que demanda en gran medida dichos vehículos, gracias al aporte en la producción de importantes operaciones mineras y a los buenos precios de los minerales, como el cobre, plata y oro”, comentó. No obstante, dijo, la debilidad reportada por otros sectores, como construcción, industria manufacturera, entre otros, han nivelado el resultado.

En tanto, la venta de minibús y ómnibus se situó en 191 unidades en enero pasado, registrando un incremento anual de 5.5%. En este segmento también se observó un avance si se compara con los resultados de noviembre y diciembre del año pasado. “Este aumento fue impulsado por la recuperación del sector transporte y actividades asociadas como el turismo. A propósito de ello, es necesario recordar que, entre diciembre del 2022 y enero del 2023, distintos puntos del país afrontaron protestas sociales que impactaron en el flujo normal de vehículos por las carreteras, siendo las más afectadas, las empresas de transporte, una situación que no se ha repetido en este inicio del 2024”, apuntó.

Por último, la venta de vehículos menores se situó en 24,093 unidades en el primer mes del 2024, número menor en -13.8% respecto a enero del 2023. Al descomponer las cifras por segmento, se observa que se vendieron 17,031 motos (-10.2%) y 7,062 trimotos (-21.4%). “Es importante tener presente, que la demanda por dichos vehículos viene pasando por un proceso de normalización, luego del fuerte incremento del 2021, situación que explica en buena parte los descensos mostrados por dicho segmento desde el 2022”, apuntó.

Finalmente, dijo Morisaki, desde la AAP esperamos que la venta de vehículos nuevos muestre una mejoría en los siguientes meses, de la mano de la paulatina recuperación de algunos pilares del crecimiento de la economía, como es la inversión y consumo privado, así como por un aumento del gasto público. Del mismo modo, anotó, que el reciente recorte de la tasa de interés referencial por parte del Banco Central promoverá un abaratamiento del costo del crédito, facilitando el acceso al financiamiento vehicular. Además, es altamente probable que, el principal riesgo divisado en el horizonte para la economía peruana, como es el fenómeno de El Niño ya no tendrá el impacto que se temía -de moderado a fuerte-, sino más bien existe una alta probabilidad de que sea leve, lo cual es un alivio dado los altos costos materiales que suelen causar los eventos meteorológicos en nuestro país y que impactan negativamente en la vida de las familias peruanas.

Etiquetas: , , , ,