Noticias
AAP: Para evitar corrupción, el chatarreo debe tener altos estándares de seguridad

El reglamento del programa de chatarreo vehicular anunciado por el MTC debe contar con altos estándares de seguridad para evitar que los vehículos sean reutilizados y las autopartes sean vendidas en el mercado negro, manteniendo la contaminación del medio ambiente, afirmó la Asociación Automotriz del Perú (AAP).

Para el Gerente General del gremio, Adrián Revilla, los altos índices de contaminación, siniestralidad, inseguridad y tráfico que sufrimos los peruanos, aún en época del COVID19, son temas críticos, por lo cual es importante que el Gobierno comunique proactivamente el funcionamiento del sistema y sus requisitos, para que el incentivo sea efectivo y que por desconocimiento no se desaliente a los propietarios de participar.

Además, dijo, es vital que los mecanismos para el acceso al bono de chatarreo sean transparentes; los propietarios deben poder acceder a ellos sin necesidad de intermediarios.

Otro tema sensible, sin duda, es el referido al monto del bono, por eso es fundamental que los criterios que se utilicen para definir el bono sean claros y no se presten a interpretaciones.

El representante gremial consideró que existen políticas que deberían implementarse, por ejemplo, si un vehículo no pasa por segunda vez la revisión técnica, porque está en malas condiciones, deberían pasar al chatarreo.

“El Perú tiene una de las flotas vehiculares más antiguas de la región, con una antigüedad promedio de 13.1 años, la más alta de la región, y un índice de motorización de 10.7 habitantes por vehículo, la más baja de la región, lo que claramente nos indica que nuestro parque automotor es antiguo y escaso. El chatarreo busca que los vehículos antiguos, que no pueden pasar las revisiones técnicas entren a este programa, y se cambien por unidades más nuevas, menos contaminantes y más seguras, a cambio de un bono con cargo al erario público o alguna otra línea de financiamiento”, indicó Revilla.

Urgente puesta en vigencia

Según la AAP, el retraso en la implementación del programa chatarreo vehicular contribuye a la reducción de la velocidad de desplazamiento en Lima y Callao. “Actualmente la velocidad promedio es de 12 km/h y podría pasar a 7.5 km/h hacia el 2025 y a menos de 6 km/h (velocidad de caminata) en el 2028”, añadió.

Del mismo modo, las pérdidas económicas en horas-hombre ocasionadas por la congestión del tránsito en Lima, ascendieron a unos S/ 28,000 millones durante el 2019, cifra equivalente al 4% del PBI del país durante el mismo año.

“En la AAP consideramos que el país debe contar con un programa bien diseñado, que priorice la salida de las pistas de vehículos obsoletos privados y los de transporte de personas (buses y taxis) y de mercadería (camiones) con más de 15 años de antigüedad”, indicó Adrián Revilla.

Plantas de chatarreo

De otro lado, en la medida que la corrupción es un mal endémico que todos los peruanos debemos combatir, el Gerente General de la AAP señaló que es necesario que el proceso de acreditación para la operación de las plantas de chatarreo, así como la autorización para las entidades certificadoras y para las entidades proveedoras de vehículos deban tener procedimientos rigurosos y adecuados a la realidad. No solo ello, sino que las disposiciones que regulen los impedimentos y las obligaciones que deban cumplir tales entidades tienen que ser claras, solo así se fortalece la credibilidad de los usuarios en el sistema.

Revilla calificó como fundamental la labor de fiscalización por parte de la autoridad. “Es importante que el Estado participe activamente en el control del cumplimiento de las disposiciones que regulan estos mecanismos”, dijo. Así se evitará irregularidades y se podrá ir mejorando el sistema en beneficio de los usuarios. “Creemos que la mejor política es la transparencia, por ello la relación de las entidades que participan en el proceso de chatarreo vehicular debe ser pública y estar permanentemente
actualizada. De igual forma el registro de los vehículos chatarreados. Esa es la mejor manera de fortalecer el sistema”, finalizó.

Etiquetas: