Noticias
AAP: Créditos vehiculares bancarios reducen ritmo de contracción

El saldo de los créditos vehiculares otorgados por las empresas bancarias (S/ 1,700 millones) terminó el 2020 con un favorable cambio de tendencia.

Así lo señaló Alberto Morisaki, Gerente de Estudios Económicos de la Asociación Automotriz del Perú (AAP) tras explicar que hasta noviembre del año anterior este tipo de financiamiento mostraba una contracción de -12%, con relación a similar mes del 2019, y en diciembre se ubicó en -8.6%, al compararlo con los resultados obtenidos a similar periodo de 2019.

Es un indicador que nos permite visualizar el ritmo de reactivación de la economía peruana, dijo, ya que “la banca privada concentra el 49% del total de este tipo de financiamiento concedido por el sistema financiero nacional”.

El especialista sostuvo que en el presente año, sobre todo en el segundo semestre, con la campaña de vacunación avanzando y con el proceso electoral concluido, las diversas actividades económicas alcanzarán paulatinamente sus niveles de operación prepandemia, impactando positivamente en el mercado laboral, el consumo y en los niveles de financiamiento.

Como es natural, dijo Morisaki, en una coyuntura en la que muchas familias aún no recuperan sus puestos de trabajo y que ven afectadas sus fuentes de ingresos, la morosidad de los créditos vehiculares evidenció un comportamiento creciente y alcanzó 6.3% al finalizar el 2020, porcentaje mayor en 2.2 puntos porcentuales con relación a similar mes del 2019, pero menor en 0.05 puntos porcentuales en comparación con noviembre de 2020.

“Sin duda, en este escenario, los programas de alivio financiero otorgados por las diferentes entidades del sistema han sido importantísimos y es necesario que se mantengan, considerando las nuevas medidas de restricción dictadas por el Gobierno con el objetivo de reducir el avance del COVID-19”, apuntó finalmente.

Resultados de las ventas de vehículos

Con relación a las ventas de vehículos nuevos en enero de 2021, la AAP reportó resultados mixtos, ya que los segmentos pesados y menores anotaron crecimientos de 0.4% y 31.2%, respectivamente, mientras que el de livianos retrocedió 12.9% respecto al similar mes del 2020.

El referido avance en los vehículos pesados fue impulsado por el crecimiento de las ventas de camiones, en línea con la paulatina reactivación de los diversos sectores económicos, los cuales demandan el traslado de bienes e insumos. Sin embargo, la venta de ómnibus y minibuses continuó en terreno negativo debido a que el transporte de personas aún no opera totalmente.

En lo que respecta a la venta de vehículos menores (constituido por motos y trimotos) continuó registrando importantes tasas de crecimiento debido a que los referidos vehículos continúan siendo uno de los medios de transporte personal que han ganado mayor preferencia en tiempo de pandemia, el mismo que viene siendo además utilizado como herramienta de trabajo, tal como lo indica el Informe Estadístico Automotor de la AAP.

Etiquetas: